Inicio Mensaje del
Presidente
Historia Siglo XIX, Socios Presidentes del Club Comisión de Honor
& Junta Calificadora
Directorio
Biblioteca Sede Social Eventos Sociales Clubes Corresponsales Hotelería & Servicios Responsabilidad
Social
Información
General
Club de la Unión, Patrimonio Social de Guayaquil por siglo y medio de historia ejemplar.
MENSAJE DEL PRESIDENTE

MENSAJE DEL PRESIDENTE DEL CLUB DE LA UNION, SEÑOR ABOGADO
DON LUIS EDUARDO GOMEZ BEJARANO

Apreciados Consocios:

Siete años han pasado luego de que la Junta General de Socios de Enero de 2010 tuviera la amabilidad de pensar en mí para ejercer las delicadas funciones de titular de esta querida institución guayaquileña.

El pasar por este período de mi vida con este honroso encargo, sirviendo al Club, me obliga a agradecer a muchos queridos consocios.

A nuestro anterior Presidente de Honor Vitalicio Don Carlos Coello Valdez, fallecido en este periodo, a nuestro actual Presidente de Honor Vitalicio, Don Nicolás Febres-Cordero Ribadeneyra, a la Junta Calificadora y Directorio, y por supuesto a los socios que han infundido en mí el compromiso de tratar que el Club sea mejor cada día.  Igualmente merecen un especial agradecimiento nuestros Colaboradores, quienes permanentemente están pendientes del cumplimiento de sus deberes y constituyen un pilar fundamental en la vida del club.

No escapara de su conocimiento las dificultades que se debe sortear para poder salir adelante en forma exitosa, y en estos años, la ampliación de nuestros parqueos, la implementación de la Tarjeta Club de la Unión, las publicaciones de los Libros Institucionales, la compra de nuestro nuevo predio en Puerto Santa Ana y algunos temas adicionales, han servido para que el club continúe por la senda de un liderazgo indiscutible, legado orgullosamente por quienes nos antecedieron.

El deseo de brindar mayor cantidad y calidad de servicios, hizo que las relaciones con los clubes corresponsales haya merecido una especial atención, ya que al momento contamos con más de 30 clubes con Convenios de Reciprocidad. Igual el permanente trabajo en nuestra sede, elegante y antigua, para mantenerla en el óptimo estado en que se encuentra. Todo ello, si bien han significado años de permanente preocupación, ha sido gratificante porque seguimos motivados como el primer día, manteniendo un sitio donde los socios pueden compartir momentos gratos e inolvidables.

Hasta hoy, hemos  sorteado muchas realidades que siempre serán recordadas con simpatía.  Pero es importante aquí estar de acuerdo en que  el presidir esta institución no permite distracciones, y nos obliga a estar a la par, o mejor que otros clubes nacionales y extranjeros,  a los que  el siglo XXI ha demandado singulares energías.  Nos motiva a realizar cambios sin agredir las buenas tradiciones y a defender la práctica de estas como único medio de subsistencia de las instituciones sociales y culturales.

El principal patrimonio de un club no es el monto de sus dineros, ni sus bienes raíces.  El verdadero acervo no es otro que el conjunto de sus tradiciones y el hacer que estas sean practicadas y respetadas en forma permanente por todos los que nos visitan.  Ese  ha sido  nuestro objetivo y por el que hemos luchado día a día durante este tiempo. 

Finalmente, me complace decir que siempre he recibido de los miembros del Directorio, las mejores muestras de entrega y responsabilidad.  Así mismo, ratificar una vez más nuestra incesante voluntad, tanto de los Directores como la mía propia de servir permanentemente a todos los Socios y a esta Institución Guayaquileña, orgullo de nuestra ciudad y del Ecuador.

Cordialmente,
Luis Eduardo Gomez Bejarano
 
 
© CLUB DE LA UNIÓN. Todos los derechos reservados 2013. Realizado por STVDIO